domingo, 27 de noviembre de 2016

Reseña | Puro, de Jennifer L. Armentrout


Título: Puro
Autora: Jennifer L. Armentrout
Editorial: Kiwi
Serie: Covenant #2
ISBN: 9788493940393
Sinopsis: Estar destinada a convertirse en un enchufe sobrenatural no es precisamente algo genial, especialmente cuando la "otra mitad" de Alexandria la sigue allá donde va. Y que, además, Seth aparezca en su sala de entrenamientos, al salir de las clases y también en la puerta - o ventana - de su dormitorio, definitivamente no es nada genial. Aunque su conexión tiene algunos beneficios, como alejar las pesadillas que envuelven lo ocurrido con su madre, no tiene efecto alguno sobre los sentimientos prohibidos que tiene Álex por el puro Aiden. Ni sobre qué va a hacer - y sacrificar - él por ella. 

Cuando los daimons se infiltran en los Covenants y atacan  los estudiantes, los dioses envían a las Furias, diosas menores con la función de erradicar cualquier amenaza para los Covenants y el resto de los dioses, incluyendo al Apollyon y a Álex. Y si es y las hordas de monstruos chupadores de éter no fueran suficiente, una amenaza misteriosa parece dispuesta a hacer cualquier cosa por neutralizara Seth, incluso si eso asupone forzar a Álex a la servidumbre o matarla. Cuando se involucra a los dioses, algunas decisiones ya no tienen vuelta atrás.

FICHA TÉCNICA
Título original: Pure
Editorial original: Spencer Hill Press
País: Estados Unidos
Año: 2012
Formato: 21,2x14,3 cm.
Páginas: 403 aprox.
Encuadernación: Tapas blandas
Género: Mitología Griega, Paranormal, YA
Traductora: Verónica Blazquez
Web: Autora 

¡Gracias ORIGEN por el ejemplar!

Mi opinión

Oh, Dioses. Si. No tienen idea de lo que me ha hecho este libro. En pocas palabras me ha hecho reír, enamorarme y llorar. Y claro, morderme todos los dedos (si, no me como las uñas, me muerdo los dedos -.-) de los nervios que he pasado, porque cuando digo que tiene MUCHAS emociones juntas, no me quedo corta. Y, si no han leído el primer libro aún, o no han leído la reseña, les aviso que esto contiene, por supuesto, SPOILERS del primer libro, así que lean bajo sus propios riesgos :/

Fan art de Seth <3 i="">
El final de Mestiza me dejó con un amargo sabor de boca. En un principio porque, aunque daba cierre al libro, claramente faltaba muchísimo por pasar, y sin duda en Puro esto se nota. Es ligeramente diferente al primero. Tiene una intensidad mayor en cuanto a emociones y a situaciones y misterios. Lo mismo que en contenido de mitología propiamente dicha. En Puro, Álex se encuentra como en un limbo. Ahora sabe que la servidumbre no es lo peor que puede esperar, sino que, cuando se convierta en Centinela, puede ser convertida en Daimon y ser despojada de su humanidad. Tras haber sobrevivido al calvario que pasó tras encontrar a su madre, en el Covenant las cosas se vuelven mucho peor cuando un estudiante es atacado por un Daimon... dentro del Covenant. Y los Daimon mestizos son los principales sospechosos. Sin embargo, Álex no solo tiene que estar aguantando los desplantes de sus compañeros por ser mestiza y haber sido marcada por sus enemigos sino que, además, tiene que ocultar por qué realmente Seth, el ser mas poderoso sobre la Tierra, está casi todo el tiempo detrás de ella: Álex es la segunda venida del Apollyon. 

Uno de Aiden *.*
Y, mientras ustedes se van asentando un poco con lo que nos espera en este libro, tengo que decirles que nada me preparó para algunos de los acontecimientos. De verdad. Álex está bajo muchísimo estrés en este libro. Primero: no ha hecho el duelo propiamente dicho por lo que le ocurrió a su madre. Y no solo eso, sino por lo que ella tuvo que hacer y pasar para ponerle fin a todo eso. Luego está el hecho de tener que ir al gran Consejo en Nueva York para declarar ante todos los Patriarcas de los Covenants las amenazas y planes que tienen los Daimon para con su sociedad. Esto la espanta totalmente. También está esa cosa de ser la segunda venida del Apollyon. En la historia solo se ha encontrado referencia a una vez en la que hubieron dos Apollyons y no terminó para nada bien. Así que a Álex le aterra que, una vez despierte, Seth consuma toda su energía y la mate o, peor, que sea despojada de su voluntad. ¿Me olvido de algo? Ha, si, claro, sus sentimientos por Aiden, que no parecen querer parar de crecer a medida en la que pasa el tiempo. 

Puro es un libro muy intenso, lo repito. Álex pasa por un montón de cosas que no puede evitar, como el hecho de tener pesadillas que la terminan agotando cada vez más. Sabe que si alguien se entera puede que la saquen del Covenant porque, ¿de qué sirve un Centinela que no está concentrado en su trabajo? Así que ella se sigue empujando cada vez más. Al mismo tiempo, su relación con Seth crece y no es algo que ella en realidad se de cuenta. No veo que lo deje entrar en ningún momento, o que realmente se interese por él y es algo que me molesta profundamente. No porque el tío sea un poco chalado y con mal carácter, sino porque está muy centrada en si misma (y en Aiden). 

Sin embargo con Seth la cosa es diferente. En este libro tiene mucha más participación y, aunque todavía lo amo intensamente, hay algunas cosas que me han hecho desconfiar de él. Me agarro a estas cosillas con hilos finos porque, recordemos que la historia está narrada desde el punto de vista de Álex. También me he hecho una buena idea de Lucian y, sigue sin gustarme un poquito. En cuanto a Marcus... sigo teniendo mis dudas. Muchas actitudes las detesto, pero ha tenido otras a lo largo de este libro, que me han hecho mirarlo dos veces. Y Caleb... puff... Ya quisiera yo un mejor amigo como ese. Porque realmente es un personaje que merece historia propia. En este libro vemos un poco de él, aunque también me ha molestado eso. Caleb pasó por todo lo que Álex pasó con su madre (o gran parte) y sin embargo, ella no le presta la debida atención si me lo preguntan. Me hubiera gustado ver mucho más de esta relación de amistad de lo que se ve. 

Siento que este libro tiene dos partes. Una parte que comienza en el Covenant y la segunda que es en el Consejo de Nueva York. Ahí hay varios nuevos personajes, aunque los principales son Laadan, una pura sangre que resulta de lo más simpática para el lector, y el Patriarca Mayor Telly, o como le gusta decirle a Álex, el Capullo Mayor. Es de esos personajes que te hacen rabiar porque simplemente existen; en un mundo ficticio, pero existen. Y sinceramente se hace odiar, de verdad. 

Así como me pareció que tiene dos partes, lo sentí también como si tuviera dos finales. El primero, ocurre antes de que Álex deje el Covenant para embarcarse en el Consejo. Y creo que es el momento más doloroso de la historia y que sinceramente, no me esperaba. No voy a ahondar en ello, pero sinceramente me sumergió en los sentimientos de Álex de lleno. Y luego el segundo es el final del libro. Comparado con el primero, que tiene cierto "cierre" este es completamente lo opuesto. En el final del libro pasan demasiadas cosas como para contarlas y que sin duda lo dejan completamente abierto a más (¡Dioses gracias que ya tengo Deidad para poder continuar la historia!). Es sin duda un final digno de Armentrout porque, si, ella suele dejar estos finales así de abiertos y con un péndulo arriba de tu cabeza que no sabes si se suelta o no hasta que tengas el siguiente tomo en tus manos. 

El tema de la mitología que tanto me gusta, en realidad no se toca tanto como había esperado. Aunque sí conocemos más sobre el Apollyon, que, por mi investigación, es un nombre Griego designado a un ser angélico que aparece en la Biblia, y en mis libros de mitología pues... nada de ellos. Sin embargo, debido a los ataques de Daimons en los Covenant y donde resultaron heridos Puros, los Dioses han enviado a las Furias para ser liberadas en cualquier momento si ven una nueva amenaza hacia ellos. Pero sin ser por estos personajes y unas vagas menciones de la Orden de Thanatos, no hay demasiada mitología aquí, lo cual, tengo esperanza de que cambie en Deidad


No hay comentarios:

Publicar un comentario